Necesario perfeccionar más la medición de la pobreza para mejores políticas públicas