Periodista salvadoreño lamenta que el estado mexicano no haya hecho nada para evitar las agresiones a migrantes