Combinan tecnología y atención para hacer frente a la diabetes en San Pedro Tesistán

Versión para impresoraVersión para impresoraVersión en PDF
Lunes, Junio 23, 2014 - 17:32

Conjuntan esfuerzos la Universidad de Guadalajara, Secretaría de Salud y el municipio de Jocotepec

El doctor Felipe Lozano Kasten, director del Instituto Regional de Investigación en Salud Pública del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), encabeza un proyecto de investigación en el que el uso de las tecnologías se combina con la asistencia integral al paciente diabético y la conjunción de esfuerzos de la Universidad de Guadalajara, la Secretaría de Salud, el municipio de Jocotepec, el DIF municipal, Servicios Médicos Municipales y la comunidad de San Pedro Tesistán para mejorar la calidad de vida de los pacientes, sin importar su condición económica.

El proyecto se aplicó en una primera etapa, a nivel piloto, en agosto de 2013 y concluyó en diciembre pasado. Está por arrancar la segunda etapa en la que la investigación se enfocará en la cabecera municipal, donde se impartirá un curso a 30 personas, que después se convertirán en líderes diabéticos comunitarios, a quienes se les dará información sobre dicha enfermedad. A ellos se les abrirá un expediente electrónico, que aprenderán a manejar, así como evaluar su calidad de vida y se conformará un grupo anónimo o asociación civil para hacer frente a la diabetes.

En México los ciudadanos no tienen un expediente médico que puedan revisar los médicos, consultorio o institución de salud en cualquier punto del país o del mundo. La tecnología utilizada por el doctor Felipe Lozano permite esta posibilidad.

Para iniciar el proyecto hubo que detectar el número de enfermos con diabetes en el pueblo. “Encontramos en el centro de salud 19 pacientes, lo cual no concordaba en relación con los 100 mil habitantes del pueblo; fue necesario entonces tocar casa por casa para hacer un censo de diabéticos. Detectamos 72 personas con este padecimiento”.

55 pacientes aceptaron participar en el proyecto. Se les hizo un expediente clínico, el cual aparece en una página web, con ficha de identificación, tipo de sangre, vivienda, domicilio, teléfono, correo electrónico, religión y otros datos personales. Cada uno tiene su número de usuario y contraseña para que los médicos puedan consultar los expedientes desde cualquier parte del mundo, se den cuenta de su historial de calidad de vida, así como de su estado físico, metabólico y de peso.

A los pacientes estudiados se les practicaron exámenes para registrar cómo habían evolucionado. La investigación incluyó el recurso del monitoreo remoto, a través de una cabina electrónica, que pesaba, medía a las personas, arrojaba resultados sobre su frecuencia cardiaca, tomaba presión, temperatura y saturación de oxígeno, para después mandar esa información de forma inalámbrica al sistema donde está la base de datos.

Tras tener un panorama sobre la situación de los pacientes diabéticos médicos, psicólogos y nutriólogos los atendieron. Se incluyó ejercitación física, como bailes en la plaza y ejercicio físicos. Como resultado la calidad de vida de los pacientes atendidos mejoró en relación con los que solo recibieron consulta médica y no atención integral.

La utilización de la tecnología donada al Departamento de Salud Pública del CUCS, por la empresa IWC, permite guardar información de pacientes diabéticos de todos los municipios de Jalisco, e incluso del país. Además, arroja resultados, incluso por colonia o manzana, los cuales permiten no solo una evaluación para una mejor toma de decisiones, sino para el diseño de políticas públicas que ayuden a hacer frente a este problema de salud.

A T E N T A M E N T E
“Piensa y Trabaja”
Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco
Guadalajara, Jal., 23 de junio 2014

Texto: Martha Eva Loera
Fotografía: Internet