Prejuicios en investigaciones sociales deben desaparecer

Versión para impresoraVersión para impresoraVersión en PDF
Jueves, Junio 12, 2014 - 15:53

Imparte investigador de la UANL la conferencia “Empresarios y empresas como objeto de estudio. El interminable debate latinoamericano”

El prejuicio está muy arraigado en quienes realizan investigación social, y nos caigan bien o mal los actores que participan en un estudio o determinados empresarios, los estudiosos no debemos empañar una investigación, señaló el investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León, doctor Mario Italo Cerutti Pignat, al impartir esta mañana la conferencia “Empresarios y empresas como objeto de estudio. El interminable debate latinoamericano” en el Centro Universitario de Ciencias Económico y Administrativas (CUCEA).

Invitado a participar en el Seminario de la Industria y la Empresa en el Occidente de México, que organiza el Departamento de Ciencias Sociales y Jurídicas del CUCEA, inaugurado por el secretario académico del centro, maestro José Alberto Becerra Santiago, Cerutti Pignat hizo un recuento histórico de las investigaciones que sobre el tema de empresas y empresarios se han hecho en México y en otros países, en las que subrayó la importancia de la imparcialidad en la búsqueda de datos.

“En muchas ocasiones pensamos que todos tienen que ser General Motors o Coca Cola para ser una empresa, pero la pequeña empresa juega un papel importante, y hay quienes las desdeñan. Otros consideran, como me sucedió hace años, que ‘el peor enemigo de esta zona es esta empresa’. Hay una gran diversidad, pero si uno no investiga primero la historia de un grupo empresarial, hay muchas posibilidades de equivocarse”, agregó frente a estudiantes de diferentes carreras del CUCEA.

Señaló también que el problema que se les presenta a los alumnos al hacer investigación sobre las empresas es que muchas veces no saben por dónde comenzar, cómo teorizar, porqué su existencia, cómo es su organización, los problemas de propiedad, gestión y dirección, su relación con el mercado, si es dependiente o sustitutiva y su relación con otras empresas, incluido el gobierno. “Este es un estudio complicado, pero depende también del enfoque que se utilice”.

“Según el enfoque neoclásico, la empresa es una unidad especializada que produce para otros, que tiene impacto en el cambio tecnológico, que tiene una maquinaria que asigna recursos y es competitiva –abundó Cerutti Pignat–. Pero han aparecido teorías que refieren cómo dependen del mercado, los entornos institucional y sociopolítico, la tecnología, además de las redes familiares y que siempre hay algo intangible que la distingue, que no es vendible en el mercado pero es propio de esa determinada empresa. Todo eso condiciona mucho la investigación”.

A T E N TA M E N T E
“Piensa y Trabaja”
“Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco”
Guadalajara, Jal., 12 de junio 2014

Texto: Juan Carrillo Armenta
Fotografía: CUCEA