Poco exitoso el envejecimiento poblacional en Jalisco

Versión para impresoraVersión para impresoraVersión en PDF
Miércoles, Junio 11, 2014 - 16:59

Para cambiar ese panorama es indispensable la prevención toda la vida

Es necesario modificar el modelo de atención de salud y bienestar para los jaliscienses por el poco éxito en su envejecimiento, consideró la académica del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la UdeG, doctora Elva Dolores Arias Merino.

De acuerdo con un estudio efectuado en la Zona Metropolitana de Guadalajara en 2010, de mil 562 adultos mayores entrevistados solo 12.6% alcanzaba un “envejecimiento exitoso”, es decir, no padecía enfermedades crónico degenerativas (diabetes o hipertensión), tenía salud cognitiva y podía moverse por sí solo.

Dicho estudio detalla también que a pesar de que las mujeres tienen mayor expectativa de vida y reciben atención médica puntual, arriban a la vejez “con mayor deterioro”, ya que sólo 9.2% cumplía con tales indicadores, mientras que 18% de los hombres si lo lograba, explicó la estudiosa y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (nivel I).

Previo al 15 de junio, Día Mundial de toma de conciencia del Abuso contra la Vejez, a la académica del Departamento de Salud Pública del CUCS le preocupa “la baja calidad en el envejecimiento” de los ciudadanos no solo de Jalisco, sino de México y otros países con similar desarrollo social y económico.

“Estoy convencida de que debemos cambiar el modelo de atención de salud”, ya que el actual responde a una población más joven; ahora es necesario cuidar “a una población más envejecida, con enfermedades crónico degenerativas, sin menospreciar las enfermedades infecciosas y agudas como el dengue, la influenza y la neumonía”.

La atención debe ser más preventiva que de consultorio: “La prevención para un envejecimiento exitoso no es de un día para otro, es de toda la vida”, y es que conforme cada uno avanza en edad “acumula factores de riesgo”, los cuales ocasionan males como la diabetes, la cual va en aumento entre la población.

Por ejemplo, se debe impulsar la actividad física y el deporte; una alimentación más saludable; evitar el cigarro, el alcohol y las drogas. Tales acciones deben ser a diferentes niveles: individual, gubernamental y social (programas de educación y prevención, atención gerontológica), que permitan enfrentar este reto y den como resultado una mayor expectativa de vida, pero con calidad.

Hay que recordar que cerca de 10% de los mexicanos son adultos mayores; se espera que para 2030 esta cifra llegue a 18% y para 2050, casi uno de cada tres se encontrará en esa etapa de la vida.

A T E N TA M E N T E
“Piensa y Trabaja”
“Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco”
Guadalajara, Jal., 11 de junio 2014

Texto: Eduardo Carrillo
Fotografía: Abraham Aréchiga