Explotación laboral de niños adquiere nuevas modalidades

Versión para impresoraVersión para impresoraVersión en PDF
Miércoles, Junio 11, 2014 - 14:14

El 12 de junio se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil

La explotación infantil se disfraza de monaguillo, de disciplina en el hogar, se esconde en los albergues y en algunas buenas intenciones por adoptar. A decir de la académica especialista María Antonia Chávez, estas actividades son culturalmente aceptadas, pero suponen un riesgo para los menores que son sometidos a ellas.

No solo son las actividades más visibles en la calle, como la mendicidad o la explotación sexual; también hay formas poco conocidas de someter a niños y adolescentes a un trabajo inapropiado que vulnera su condición y seguridad humanas, afirma la investigadora del Departamento de Desarrollo Social, de la Universidad de Guadalajara.

“Estamos hablando desde el trabajo doméstico para disciplinar a los chicos –explica Chávez–, la ayuda a los padres en labores del campo, hasta los que los obligan a ser acólitos, redes familiares y vecinos que captan a los menores para organizaciones delincuenciales o adopciones ilegales que trafican con menores o sus órganos, como la que se descubrió en Ajijic en 2012”.

En entrevista, a propósito del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que se celebra este 12 de junio, la universitaria puntualizó que la explotación laboral de menores es un fenómeno naturalizado en la sociedad mexicana. “Muchos padres creen que podrán disciplinar a sus hijos poniéndolos a trabajar en sus mismos lugares de trabajo o con conocidos, o acercándolos a las actividades de la iglesia; sin embargo, pueden suponer un alto riesgo por los contaminantes, los materiales y el peso con el que trabajan o simplemente por exponerlos a situaciones de abuso sexual”.

Es precisamente esta aceptación sociocultural la que propicia una ausencia de leyes específicas para castigar este tipo de abusos contra los menores en Jalisco y en México. “El trabajo infantil se ve como un mal necesario y no hay iniciativas legislativas ni políticas en el estado para asegurar el cumplimiento de los derechos de los niños”, abunda.

En coordinación con el DIF Jalisco, el Departamento de Desarrollo Social realiza un diplomado para concientizar a las instituciones y diversos sectores de la sociedad sobre las diversas modalidades en torno a la explotación laboral infantil. Con este diplomado y el seminario permanente que la dependencia universitaria lleva a cabo pretenden generar estrategias que motiven iniciativas de ley y políticas públicas en torno al tema.

A T E N T A M E N T E
“Piensa y Trabaja”
Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco
Guadalajara, Jal., 11 de junio 2014

Texto: Mariana González
Fotografía: Rodrigo Cruz