Gobiernos estatales y municipales con administraciones deficientes

Versión para impresoraVersión para impresoraVersión en PDF
Viernes, May 30, 2014 - 16:03

Traen padrones obsoletos y no llevan los controles de ingresos como deben

Las administraciones de ingresos de los gobiernos estatales y municipales han trabajado siempre de manera deficiente. Traen padrones obsoletos, no llevan los controles de ingresos como deben. El Consejo Nacional de la Armonización Contable (CONAC) está permitiendo que depuren sus cobranzas, arreglen sus catastros, para que tenga efecto el registro contable con base acumulativa (con base en devengo), explicó el contador público Pedro Gutiérrez, director de Desarrollo Administrativo de la Hacienda Estatal, del Instituto para el Desarrollo Técnico de las Haciendas Públicas (INDETEC).

“Fue un error hacer eso. Se debería haber exigido que se llevara ya dicho registro en base de devengo, no obstante que se exhibieran las deficiencias administrativas de gobiernos estatales y municipales. Les están dando un periodo de gracia”, dijo Gutiérrez durante la conferencia magistral “Contabilidad gubernamental”, que impartió dentro de la IX Cátedra Nacional Cumex, “Agustín Reyes Ponce”.

Señaló que cuando un organismo registra con base en devengo, debe conocer todo lo que le deben para registrarlo. Explicó que antes la contabilidad de los entes públicos se llevaba por flujo; es decir, se hacía un registro del dinero que ingresaba y salía de la caja. Esa práctica quedó fuera, solo es aceptada para municipios de menos de 5 mil habitantes. Todo municipio debe aplicar la base de devengo. Los ingresos entonces se deberán registrar cuando se tiene el derecho a cobrar. Por ejemplo, cuando una empresa entrega mercancía y aunque no sabe cuándo va a cobrarla a sus clientes, lleva registro de que alguien le debe (cuentas por cobrar) y que tuvo un ingreso (ventas). Ese es el devengo.

Señaló que hay dependencias gubernamentales de estados y municipios que ignoran cuánto vale su mobiliario, ya que antaño solo se registraban entradas y salidas de dinero. Estas dependencias, incluso, ocupan inmuebles que no tienen título de propiedad. Eso, expresado en todos los estados y municipios, constituye un grave problema que debe ser resuelto para que quede registrado en contabilidad. “Ahora hay que registrar las cosas simplemente por su significado financiero. Ya no hay que esperar que un gobernador o presidente municipal emita la orden; quien tiene un activo, debe registrarlo y ya. Es una obligación que impone la ley”.

Gutiérrez explicó que la contabilidad de gobierno se basa en una ley de carácter general que aplica a todos los entes públicos del país, de todos los órdenes gubernamentales: estatal, municipal y federal, e incluso los organismos descentralizados de esos gobiernos, los órganos autónomos. La ley abarca a todos aquellos que operen recursos públicos.

La Ley General de Contabilidad Gubernamental fue publicada en el diario oficial el 31 de diciembre de 2008, para que entrara en vigor al día siguiente, y fue reformada en noviembre 2012, que consistió en la inclusión de un título que habla de obligaciones de transparencia, asumiendo que la información financiera es de orden público y debe ser conocida por todos los ciudadanos.

A T E N T A M E N T E
“Piensa y Trabaja”
Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco
Guadalajara, Jal., 30 de mayo 2014

Texto: Martha Eva Loera
Fotografía: CUCEA