Realizan censo de empresas en El Salto

Versión para impresoraVersión para impresoraVersión en PDF
01/14/2010 - 17:24
140110_salto

Industrias pequeñas son las que más contaminan

La contaminación y las enfermedades que prevalecen en El Salto, Jalisco, son producto de varios factores que tienen que ver con el desapego a la ley, no sólo por parte de las empresas que conforman el corredor industrial asentado en esa zona, sino también por el gobierno del estado y los habitantes de ese municipio.

Alrededor de mil 500 empresas de todo tipo de giro están asentadas en esa parte del estado, aunque muchas de ellas, sobre todo las medianas y pequeñas, no están registradas como tales ante la Secretaría de Hacienda, por lo tanto no siguen las normas ambientales ni de control de sus residuos, señala Ruth de Celis Carrillo, académica de la Maestría en Salud Ambiental de la Universidad de Guadalajara.

De Celis realiza desde 2009 un censo de las industrias que conforman el corredor de El Salto para conocer cómo manejan sus desechos y qué tanto ensucian éstos las aguas del río Santiago. Por ello señala que entre más pequeñas sean las industrias, más material contaminante emiten, no sólo al suelo y al agua sino también al aire, pues no hay nadie que les exija cumplir las normas oficiales para cuidar el medio ambiente.

“Hemos visto que las empresas grandes tienen un manejo adecuado, en muchas de ellas aunque siguen contaminando, los procesos están acorde a las normas de respeto al medio ambiente por las sanciones que hay, porque saben que es lo mejor para todos y porque tienen los recursos para invertir en tecnologías limpias y las pequeñas y medianas empresas no, por ello son las que contaminan más”.

Sin embargo, el problema de excesiva contaminación del río y del brote de enfermedades cancerígenas de buena parte de la población tiene que ver también con que, si bien los desechos o sustancias que vierte una empresa por sí sola no causan gran daño, éstos se mezclan con los residuos que vierten otras y pueden formar tóxicos más peligrosos.

En esa cuenca inciden poco más de mil 500 empresas de todos los tamaños y de todo tipo, que vierten cualquier cantidad de desechos. Si una empresa descarta una sustancia como peligrosa para el río, pero se combina con el descarte de otra, una vez en el agua se combinan y producen los daños al ambiente y a las personas. “Eso nadie lo está regulando y lo más importante es que nadie está haciendo nada para revertir estos daños”.

Para comparar el tipo de enfermedades que presentan los habitantes de El Salto con los residuos industriales vertidos, de Celis, también investigadora de inmunología del Instituto Mexicano del Seguro Social, continuará con la segunda etapa de la investigación en la que realizará el historial clínico y estudios médicos de rutina a los pobladores. Con todos estos datos, podrá realizar propuestas de intervención no sólo para disminuir los daños de los desechos tóxicos en el medio ambiente sino para dar a la población estrategias para mejorar su salud.

Los resultados finales del censo industrial de El Salto estarán listos a finales de marzo o principios de abril, mientras que la segunda etapa será desarrollada a lo largo del 2010.

Guadalajara, Jal., 14 de enero de 2010
Texto: Mariana González
Fotografía: Internet
Edición de noticias: Lupita Cárdenas Cuevas

Nota prensa