Iglesia obligada a renovarse: Bernardo Barranco

Versión para impresoraVersión para impresoraVersión en PDF
Viernes, Marzo 7, 2014 - 16:37

En el “Salvador Allende”, durante la presentación del libro El evangelio social del obispo Raúl Vera, este dijo que si la Iglesia no cambia lo pagará muy caro

“El único consuelo es que la Iglesia ha sobrevivido dos mil años de historia. Ha habido crisis enormes, peores que esta y ha sobrevivido porque se ha sabido adaptar. Francisco significa la oportunidad que tiene la iglesia para renovarse en actitud; personajes como Raúl Vera se convierten en personajes con una vigencia extraordinaria, porque son el paradigma que intenta imbuir el papa Francisco con una nueva actitud pastoral, y hacer una opción por los pobres, con las injusticias, con la minorías y tocar la llagas que producen las injusticas del sistema”, subrayó Barranco.

En la presentación del libro, en el auditorio Salvador Allende del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), a cargo de la periodista María Antonieta Flores Astorga, el sociólogo y especialista en temas religiosos precisó que el libro nació con la idea de rescatar la valía del obispo Vera, pero cambió precisamente debido a la crisis de la iglesia, aunque sigue siendo un libro vigente, que da esperanza.

Por su parte, el obispo Raúl Vera, reconocido por sus enfrentamientos con El Vaticano y admirado tanto por sectores progresistas como conservadores, y uno de los obispos más respetados en la defensa de los derechos humanos, corroboró la afirmación del sociólogo al afirmar que “si la iglesia no hace esto, lo va a pagar muy caro”. Salpicó la presentación con anécdotas de su pastoral, con indígenas principalmente, que no tuvieron que acudir al seminario para aprender el evangelio, “gente de la que yo soy deudor porque he vivido a Cristo” a través de ellos, y donde vio “cosas que jamás se olvidan, como compartir pocas tortillas o pocos frijoles, porque es el evangelio vivo”.

El libro tiene elementos de una entrevista, pero fundamentalmente es un diálogo entre un personaje y un sociólogo que tiene características diferentes: Raúl, un hombre de fe y un analista en temas religiosos, un literato imbuido en el tema de la fe”, dijo el autor. El sociólogo Bernardo Barranco precisó que “cuando la editorial me pidió el proyecto lo tomé con mucha simpatía, porque en ese momento –estoy hablando de hace casi dos años–, don Raúl era el último miembro de una estirpe de obispos comprometidos con los pobres, con las injusticias, que estaba en vías de extinción”. Señaló que “la apertura cambió, lo que son los caprichos de la historia y cambia por la enorme crisis que está teniendo la iglesia, una crisis de vocación, un enorme envejecimiento de las estructuras religiosas”.

Citó como ejemplo que en Europa el promedio de edad de los sacerdotes es de 77 años. Pero “estamos hablando de una crisis de feligresía; en Brasil, el país con mayor número de católicos, en 1970 tenía 95 por ciento de católicos y el último censo marca que no llega a 63 por ciento; en Centroamérica los católicos están llegando apenas a 50 por ciento. Algo está pasando a ese nivel de la iglesia”.

Advirtió Barranco que “no solamente eso es una iglesia sacudida por los escándalos de pederastia, los abusos y sobre todo los abusos de confianza, porque su materia prima son los valores, las normas que condenan, y si ellos son los que faltan hay un problema ético muy grande de credibilidad. A esto hay que sumarle una crisis de opacidad en el manejo de los recursos de la Iglesia, entonces es un problema serio, y si le sumamos a todo ello un problema de lucha por el poder en la cúpula de la estructura eclesial, estamos hablando de un cuadro casi apocalíptico”.

A T E N T A M E N T E
“Piensa y Trabaja”
Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco
Guadalajara, Jal., 7 de marzo 2014

Texto y fotografía: CUCSH