Educación superior debe evitar complacencia y aislamiento

Versión para impresoraVersión para impresoraVersión en PDF
Martes, Enero 14, 2014 - 16:51

El especialista mundial Jamil Salmi imparte taller de planeación estratégica al Consejo de Rectores de la UdeG

Muchas universidades avanzan hacia un rango mundial: Asia camina vertiginosamente y en América Latina la dinámica es apenas perceptible; lo anterior se deduce de lo expuesto por el doctor Jamil Salmi, experto internacional en educación superior, durante su estancia en la Universidad de Guadalajara (UdeG), en el marco de la actualización del Plan de Desarrollo Institucional (PDI).

Ser una universidad de rango mundial es capacitar gente competente en el mercado laboral, a niveles local y global; producir investigación de punta y contribuir a la trasferencia de conocimiento. Estas universidades han alineado tres aspectos: talentos humanos, recursos abundantes y gobernabilidad favorable, señaló el especialista, quien ha dado consultoría a los gobiernos y líderes universitarios de más de 70 países.

En su plática “El desafío de crear universidades de rango mundial”, al hablar del talento humano, resaltó que uno de los problemas en América Latina es la endogamia, casi no hay movilidad para nuevas ideas y destacó la trascendencia de la internacionalización. Respecto a los recursos, el ex coordinador de Educación Superior del Banco Mundial, hizo referencia a la importancia de los recursos privados y las donaciones en muchas universidades.

Los ranking, aunque tienen limitaciones y sesgos, son una referencia; existen alrededor de 17 mil universidades y 500 integran el top. Los países de centro y sur América contribuyen con 8.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, y tan solo 2.2 por ciento de sus universidades figuran entre las 500 universidades del ranking de Shanghái, por ejemplo. La actividad más dinámica se detecta principalmente en Chile, si se considera su población. México tiene grandes problemas sociales y las universidades pueden hacer contribuciones importantes, dijo.

El especialista ha detectado que las universidades de rango mundial han seguido tres caminos: fusiones, creación de una nueva institución o reformas en las universidades existentes. Resaltó asimismo la importancia de construir una cultura de la excelencia; también expuso los factores de aceleración que ha detectado a nivel global: internacionalización, relevancia de algunas disciplinas, innovaciones curriculares, pedagógicas o gerenciales, planeación estratégica, dominio del inglés y estrategias para conseguir recursos adicionales.

El especialista recomendó atreverse a ser diferentes, a no ser complacientes, que es otro de los problemas de América Latina; a ser objetivos, a sentirse orgullosos de los logros, pero superar desafíos y tener metas para salir de la zona de confort.

El Rector General de la UdeG, maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, explicó que la máxima Casa de Estudio de Jalisco, después de las consultas a la comunidad universitaria y la sociedad en general, se encuentra en la cuarta etapa para la actualización del PDI: este seminario es preparatorio para la redacción del borrador de documento, que se busca sea orientador respecto a las funciones sustantivas. Se espera que para junio o julio se tengan todos los instrumentos de planeación en los Centros universitarios y en las coordinaciones generales de la institución.

Respecto a la exposición del especialista, señaló que la Universidad tiene indicadores destacados en Centros universitarios, carreras, departamentos, especialistas y en la Feria Internacional del Libro, entre otros; la idea es sumar a todos y seguir avanzando.

En el taller, que se llevó a cabo el día 13 y concluyó este 14 de enero, se trabajó sobre talento, currículo y prácticas pedagógicas, investigación, recursos e internacionalización; y fue organizado por la Coordinación General de Planeación y Desarrollo Institucional (COPLADI). www.pdi.udg.mx

A T E N T A M E N T E
“Piensa y Trabaja”
Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco
Guadalajara, Jal., 14 de enero de 2014

Texto: Lucía López
Fotografía: Alfonso Martínez