Mal manejo de alimentos en hogares mexicanos

Versión para impresoraVersión para impresoraVersión en PDF
Martes, Octubre 29, 2013 - 16:46

Será uno de los temas a abordar en el XV Congreso Internacional de Inocuidad Alimentaria, del 31 de octubre al 1 de noviembre

En los hogares mexicanos muchas veces se ignoran las prácticas de inocuidad necesarias para evitar enfermedades gastrointestinales. Las amas de casa desconocen los riesgos que conlleva el mal manejo de los alimentos y los elaboran con poca higiene, afirmó la doctora María del Refugio Torres Vitela al dar a conocer los pormenores del XV Congreso Internacional Inocuidad Alimentaria y XXX Reunión Nacional de Microbiología, Higiene y Toxicología de los Alimentos, que tendrán lugar del 31 de octubre al 1 de noviembre en el hotel Riu.

Las amas de casa, por ejemplo, suelen utilizar la misma tabla para picar carne cruda y vegetales. Sólo la enjuagan, pero esa medida no es suficiente para arrastrar los patógenos que pudieron haber quedado impregnados. Es recomendable que la tabla no sea de madera; se debe procurar comprar tablas de plásticos rígidos, que se prestan para un lavado exhaustivo, con fibra y detergente, y enjuagarla de preferencia con un germicida.

Otro error en el que incurren, entre otros, es que en el mismo recipiente en que lavan el pollo crudo agregan unas papas cocidas para hacer un puré, y se contaminan, explicó la coordinadora del congreso e investigadora del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI).

Se presentan también contaminaciones cruzadas. Es decir, un alimento que no está contaminado se le pone en contacto con otro que sí lo está; se trata de frutas y verduras que no tienen suciedad aparente y no son bien lavadas o desinfectadas, o carne cruda o quesos panelas que están elaborados con leche no pasteurizada. En cuanto a las verduras, se deben comprar aquellas que provengan de una cosecha en la que aplicaron buenas prácticas agrícolas (indicadas en una etiqueta), para tener la seguridad de que no tenga residuos de plaguicidas, de que no fue regada con agua contaminada y, además de esto, hay que desinfectarlas en casa.

La investigadora detalló que las carnes rojas y de aves pueden estar infectadas con salmonela, Campylobacter jejuni, listeria monocytogenes o diferentes tipos de patógenos de E-Coli, que pueden ocasionar dolor abdominal, diarrea, vómito e incluso síndrome eurémico y afectar algún órgano, como el riñón, de forma irreversible, e incluso ocasionar la muerte del enfermo.

Entre los ponentes invitados se encuentran Frank Yiannas, vicepresidente de Inocuidad Alimentaria y Salud de la Compañía Wal-Mart; el doctor Alejandro Castillo, profesor asociado adscrito al Departamento de Ciencia de los Alimentos de la Universidad de Texas A&M y miembro del Comité Ejecutivo del Centro para la Inocuidad de Alimentos de dicha universidad. Asistirá también Robert V. Tauxe, director suplente de la División de Enfermedades Transmitidas por Alimentos, Agua y Ambiente, dependencia que pertenece a los Servicios de Inteligencia Epidemiológica de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), entre otros.

En la organización del congreso y la reunión nacional participan el personal técnico y de servicio social del Laboratorio de Microbiología Sanitaria del Departamento de Farmacobiología del CUCEI, así como los estudiantes de la maestría en Ciencias de los Alimentos, así como los estudiantes de la licenciatura en Químico Farmacobiólogo de la UdeG.

Mayor información en la página web http://www.inocuidad.cucei.udg.mx/

A T E N T A M E N T E
“Piensa y Trabaja”
Guadalajara, Jal., 29 de octubre 2013

Texto: Martha Eva Loera
Fotografia: Abraham Aréchiga