Difunden técnica para preservar piezas de cádaveres

Versión para impresoraVersión para impresoraVersión en PDF
220713_Cusur.jpg
Lunes, julio 22, 2013 - 21:11

“Alglifen”, desarrollada y estandarizada a lo largo de 20 años de trabajo, no contamina y no es costosa

El Centro Universitario del Sur (CUSur) de la Universidad de Guadalajara, con sede en Ciudad Guzmán, difunde una técnica para preservar piezas y cadáveres de animales y humanos con fines didácticos entre instituciones de educación ligadas a la salud. Algunas de sus ventajas es que su proceso no contamina y es de bajo costo.

La técnica se seguirá promoviendo en todos los sistemas educativos. “Tengo en puerta reuniones con todos los que imparten medicina, enfermería, nutrición y veterinaria”, informó el Rector del CUSur, maestro Ricardo Xicoténcatl García Cauzor, quien la ha desarrollado y estandarizado a través de 20 años de trabajo.

Cada vez las escuelas en México tienen menos acceso a los cuerpos. Por ejemplo, “en medicina veterinaria no nos permiten sacrificarlos”, por lo que se promueve la sustitución a modelos plásticos; sin embargo, para el académico, dicho esquema resulta un negocio, por los altos costos.

Alglifen es una “innovación”, pues se trata de un modelo que permite capacitar alumnos en diversas áreas. Cuando era estudiante de medicina veterinaria, comentó García Cauzor, las piezas en formol desprendían mal olor y estaban en descomposición. Dicha solución, además, es contaminante y cancerígena.

Por todo ello desarrolló una técnica enfocada a preservar piezas anatómicas y conservar cadáveres completos mediante una solución que combina: alcohol, glicerina y fenol, que son “casi inocuos”. Además de las otras ventajas, las piezas no requieren refrigeración, son flexibles, tienen una larga duración, incluso su proceso revierte su descomposición.

“Esta técnica la he ofrecido a universidades como la Nacional Autónoma de México, la Autónoma Metropolitana, y del norte (de México), a la de Nuevo León, y a universidades de Guatemala”, resealtó García Cauzor, quien también la ha hecho extensiva a instituciones privadas. Destacó asimismo que es una técnica única en México, de la UdeG, y que no se cobra por compartirla.

Guadalajara, Jal., 22 de julio de 2013
Texto: Eduardo Carrillo
Fotografía: Archivo
Edición de noticias en la web: Josué Márquez