Auguran inflación de más de 8% al cierre de 2013

Versión para impresoraVersión para impresoraVersión en PDF
0130.JPG
Miércoles, julio 10, 2013 - 15:27

Profesor investigador del CUCEA presenta estudio y detalla que se requieren 3.6 salarios mínimos para obtener una canasta básica en la ZMG

El costo de la canasta básica en junio de 2013 fue de poco más de 6 mil 900 pesos.Tan solo en Jalisco, 61 por ciento de la población percibe tres salarios mínimos o menos, por lo que no le alcanza para adquirirla, explica el maestro Héctor Luis del Toro Chávez, profesor investigador del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA).

Durante el primer semestre de 2013, los 121 artículos que integran dicha canasta reportaron una inflación –incremento en el precio– promedio de 4.22 por ciento. De los 23 grupos de artículos considerados, 19 registraron aumento: los más significativos fueron las verduras y las legumbres, con 10 por ciento; el pescado, casi 9 por ciento; las carnes frías, 8.5 por ciento y el huevo, con 5.58 por ciento, por mencionar algunos.

Por encima del promedio de inflación se hallan 54 productos independientes. La papa, por ejemplo, registra un incremento de precio mayor a 51 por ciento durante este periodo. El tomate y la cebolla de rabo aumentaron 34 por ciento; el ajo entero, 33 por ciento; mientras que el atún y el chayote, 22 por ciento.

Considerar otros gastos como la luz, el agua, el transporte y la diversión implica la obtención de ocho salarios mínimos para el bienestar, que equivalen a poco más de 15 mil 500 pesos mensuales, señala del Toro Chávez, también director del Centro de Investigación de Teoría Económica (CITEC) de la Universidad de Guadalajara.

Las consecuencias de la inflación son que varios miembros de la familia tienen que emplearse –en ocasiones de manera informal–, las familias gastan menos, dejan de consumir alimentos necesarios, aumenta el número de familias que se endeudan de por vida y empeñan pertenencias, disminuye el poder adquisitivo y quienes obtienen bajos ingresos compran artículos de segunda mano, detalla el investigador.

Del Toro Chávez añade que entre los factores responsables de la inflación figuran el incremento en el precio de la gasolina y el diesel, la pérdida del valor del peso frente al dólar, las condiciones físico-climatológicas –como la sequía de 2011, la peor en 70 años–, la cuesta de enero, la especulación de precios, y el acaparamiento e intermediarismo de productos por parte de algunas empresas.

Por su parte, aunque el “Buen fin” incentive el comercio en México y otorgue beneficios a consumidores y vendedores, en dos años de realización ha dejado secuelas que repercuten en la economía familiar: “Es una campaña publicitaria para incrementar ventas de empresarios participantes a costa del endeudamiento de los asalariados”, indica del Toro Chávez.

“Canasta básica e índice de precios al menudeo en la Zona Metropolitana de Guadalajara”, es el nombre del estudio, a cuya presentación también asitió el jefe del Departamento de Métodos Cuantitativos, maestro Manuel Morales García.

Contrario a esta investigación, la fuente oficial, el Banco de México, estima una inflación de casi 3.8 por ciento para el cierre de 2013; el investigador augura una superior a 8 por ciento.


Guadalajara, Jal., 10 de julio de 2013
Texto: Andrea Martínez Parrilla
Fotografía: Adriana González
Edición de noticias en la web: Sergio Quiroz